El invierno en el Pirineo Navarro

Los fincas y puertos del valle Salazar que han sido pasto para nuestro ganado, con la llegada del invierno, pasan a ser estampas nevadas y paisajes blancos de difícil tránsito, lo que obliga a trasladar a los animales a condiciones estables.

El rebaño de ovejas queda estabulado en nuestras naves de Izalzu, y las yeguas en praderas colindantes alimentadas en comederos con forraje ecológico.